English    Español
 
Picos de Europa
picosdeeuropa
Paisaje vertical
Tres imponentes macizos calizos conforman el Parque Nacional de los Picos de Europa, que se extiende entre las provincias de Asturias, León y Cantabria. En el norte de la Península Ibérica y formando parte de la Cordillera Cantábrica, ostenta el título de Reserva de la Biosfera y sus 64.660 hectáreas hacen de él uno de los mayores espacios protegidos del país.

Adentrarse en este paraíso natural es descubrir elevadas cumbres –más de 200 cotas superan los 2.000 metros de altitud– y profundos valles; barrancos y desfiladeros; bosques de hayas y robles, verdes praderas y sinuosos cursos de agua y una excepcional flora y fauna que hacen de este espacio un privilegiado espacio, donde además de hermosos paisajes, hay siglos de historia escritos en sus pueblos y en sus caminos.

El Macizo Central, con sus cumbres nevadas, picachos y riscos, es el más abrupto de los que componen el Parque y en él se encuentran las mayores altitudes, como Torrecerredo (2.646 m), la cumbre más alta de Picos y otras tan emblemáticas como el Naranjo de Bulnes (Picu Urriello) o el Pico Tesorero de 2.570 m, donde coinciden los límites de las tres provincias. El Macizo Occidental es el más extenso, y en él se suceden las altas cumbres con los prados de siega, los bosques, arroyos y, por supuesto, los lagos de Covadonga. El Macizo Oriental, de menor extensión y altitud, ofrece al visitante la dureza de la peña junto a los verdes pastizales de montaña.

Cuatro ríos se abren paso desde las cumbres más altas de la Cordillera Cantábrica hasta los valles, excavando espectaculares gargantas y cañones. El río Sella nace en Sajambre y tras recorrer el desfiladero de los Beyos, pasa por Cangas de Onís; el Cares, el más bravo se abre paso entre los macizos Occidental y Central, atravesando los Picos por una estrecha garganta muy conocida y visitada como es la Senda del Cares. Desde Fuente Dé parte el Deva hasta llegar a Panes, dejando atrás el magnífico desfiladero de la Hermida y, finalmente, el Duje, que se origina al pie de los farallones de Peña Vieja se suma al Cares en Poncebos.
 
NO TE PIERDAS
NUESTROS BLOGS

Ni el baúl de la Piquer
Elena del Amo

Una maleta, dos maletas, tres maletas
Carlos Aganzo

Viaje alucinante
Miriam Querol

La letra pequeña
Esperanza Moreno

A la última y a la penúltima
Antonio Cortijo

© 2000-2008, HOLA S.A., Madrid – Miguel Ángel, 1 – 28010 – Madrid (España)