English    Español
 
Ordesa y Monte Perdido
ordesa
La herencia de los glaciares
Ordesa y Monte Perdido ostenta el honor de ser el segundo parque más antiguo de España, además de Reserva de la Biosfera y Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, reconocimiento éste que comparte con los glaciares de la vertiente francesa. Sus 15.000 hectáreas engloban uno de los ecosistemas más singulares de la cordillera pirenaica, formado por la erosión de los glaciares sobre el valle del río Arazas.

En su interior pueden verse picos de más de 3.000 metros –entre los que sobresale el Monte Perdido–, restos de glaciares, espesos bosques de hayas y una fauna excepcional, además del macizo calcáreo más alto de Europa, donde la acción del agua durante millones de años ha formado un paisaje monumental que se diversifica en sus valles: Ordesa, Añisclo, Escuaín y Pineta. Entre ellos, el primero, es el que atesora mayor fama, por las espectaculares cascadas que, entre hoces y paredones, se descubren en su interior.

Las cascadas más espectaculares y fáciles de ver son la del Estrecho y la de la Cueva, junto a la senda del río; más arriba aparecen las Gradas de Soaso, unos resaltes en escalera formados por la erosión del Arazas sobre el fondo del cauce. La más lejana es la Cola de Caballo, un gran salto de agua sobre la pared rocosa que cierra la cabecera del valle.
NO TE PIERDAS
NUESTROS BLOGS

Ni el baúl de la Piquer
Elena del Amo

Una maleta, dos maletas, tres maletas
Carlos Aganzo

Viaje alucinante
Miriam Querol

La letra pequeña
Esperanza Moreno

A la última y a la penúltima
Antonio Cortijo

© 2000-2008, HOLA S.A., Madrid – Miguel Ángel, 1 – 28010 – Madrid (España)