English    Español
 
Islas Atlánticas
islasatlanticas
Rodeadas de leyendas del Atlántico
Playas de arena blanca, naturaleza virgen, importantes colonias de aves marinas y unos valiosos fondos acuáticos son algunos de los encantos de este Parque Nacional Marítimo-Terreste que se disemina de norte a sur frente a las Rías Baixas. Está compuesto por los archipiélagos de Cíes, Ons, Onza, Sálvora y Cortegada y las aguas de su entorno, una sucesión de islas que emergen del océano Atlántico y embellecen el paisaje marino con la magia de sus acantilados y el valioso mosaico de ecosistemas que esconden.

Las islas presentan un perfil asimétrico con dos vertientes bien diferenciadas: la occidental es la costa más abrupta donde la acción erosiva del mar da lugar a altos acantilados y cuevas; la ladera oriental presenta un perfil mucho más suave, protegida del viento y del mar abierto, lo que ha permitido la formación de playas y sistemas de dunas.

El archipiélago de Cíes, localizado a la entrada de la ría de Vigo, lo conforman las islas de Faro, Monteagudo y San Martiño. Guarda playas de gran belleza –como la de Figueiras y la cala de As Cantareiras, en la isla de Monteagudo, o la playa de Rodas, el espectacular istmo de arena que une esta isla con la de Faro–, además del Alto de las Cíes, de 197 metros, la máxima altitud del Parque Nacional, en el norte de Monteagudo.

El archipiélago de Ons se sitúa a la entrada de la ría de Pontevedra. Su isla de mayor tamaño es la que le da nombre y en ella toman asiento algunas viviendas isleñas con sus característicos hórreos, un faro en su punto más alto y paradisíacas playas, como la naturista de Melide. Su cercana compañera, la isla de Onza, es mucho más pequeña y está deshabitada, lo que la ha convertido en un excepcional paraje para practicar el nudismo en sus arenales.

El archipiélago de Sálvora, que ha conocido multitud de naufragios, se encuentra a la entrada de la ría de Arousa y debido a su delicada riqueza natural, está prohibido acceder al mayor de sus islotes, el que le otorga su nombre. En plena ría de Arousa y muy cerca de la costa se encuentra Cortegada, la isla del Parque Nacional que presenta una mayor densidad arbórea y que presenta un bosque de laurel verdaderamente excepcional.
 
NO TE PIERDAS
NUESTROS BLOGS

Ni el baúl de la Piquer
Elena del Amo

Una maleta, dos maletas, tres maletas
Carlos Aganzo

Viaje alucinante
Miriam Querol

La letra pequeña
Esperanza Moreno

A la última y a la penúltima
Antonio Cortijo

© 2000-2008, HOLA S.A., Madrid – Miguel Ángel, 1 – 28010 – Madrid (España)